Loading...

viernes, 19 de febrero de 2010

La vida... ¿un puzzle?



¿Qué es la vida sinó un desafío? Quizás es : ¿Una partida de pocker con un as en la manga? (si tienes el suficiente ingenio para esconderlo), ¿el juego del Stratego?,¿ un ajedrez, a veces? ¿un puzzle?

Se me ha ocurrido este símil de la vida con juegos, que hemos inventado los humanos, juegos donde tenemos que desarrollar la destreza, la agudez mental, el desafío a nuestro propio poder mental, en definitiva, el querer ganar la partida.

Y es que la vida, a veces, es realmente como un juego de mesa, un juego donde debes saber jugar tus cartas, saber mover tus fichas, un juego en el que uno debe saber ganar y también perder, ganar con elegancia y sin prepotencia y perder con la misma elegancia, aceptando la experiencia, aprendiendo de ella.

A veces me imagino construyendo un puzzle, pero no un puzzle real, sinó uno imaginario... y me veo a mí misma, intentando encajar las piezas oportunas, en el momento preciso, sellando paso a paso, cada capítulo de mi vida. Muchas veces ocurre que hay alguna pieza (la oveja negra de las piezas) que no encaja, por mucho que busques dónde carajo meterla, aquella pieza va por libre, a su p. bola!… ¿qué significará? ¿realmente significa algo? quizás no signifique nada y yo me estoy aquí dejando los sesos, intentando que aquella maldita pieza encaje en algún lugar…

Quizás haya piezas del puzle de la vida que están destinadas a no encajar en ningún sitio, en un momento determinado y nosotros erre que erre, intentando buscarle su lugar… a veces pienso que pienso demasiado… de ahí salen estos escritos tan estrambóticos, digo yo...

Pues he decidido, firmemente, dejar esas piezas que no encajan, a su libre albedrío, no malgastar mi energía en pensar dónde está su sitio y… ¿quién sabe? de repente, algún día, sin pensarlo, sin darme cuenta, esas piezas (hasta ahora, ovejas negras) encajan en algún lugar… y cuando las busque ahí, en el bosque de los enredos, para ver si ya les encuentro su destino adecuado, quizás ya no haga falta, porque de repente, ya no están por ahí vagando, sueltas, tocando las narices…, entonces, será cuando me dé cuenta de que ya están encajadas, sin haberlo planeado, sin haberlo pensado, simplemente dejando que el tiempo y el fluir de mi vida, las ponga en su lugar…

¿Tendrá algún sentido todo esto?

Gemma-Enoa

Me apasiona este grupo, cuanto más lo escucho más me gusta, os invito a escuchar una de sus, para mí, mejores canciones, espero que os guste.