Loading...

martes, 27 de abril de 2010

No hay nada como no esperar nada.



Vivir en la paz y la quietud de un alma, que ya dejó de vagar por las enredaderas del victimismo y la tristeza que ello provoca… sentir la calma de quien no desea nada, de quien no anhela llenar un vacío que ya no existe… dejar vacía esa silla donde esperabas sentado y echar a andar, para poder disfrutar del momento que te regala la vida, ese momento al que cuesta tanto llegar, ese momento en el que tu vida ya no consiste en esperar, sinó en hacer lo que realmente quieres hacer y en valorar lo que tienes ahora mismo.

Y claro que cuesta llegar hasta aquí, es apostar, una y otra vez, por uno mismo, caerse y volverse a levantar, equivocarse y perdonarse, es saber decir no, cuando realmente quieres decir no, es honrarse a uno mismo y mirar por ser feliz, rodeándote de aquellas personas que te conocen, que saben quien eres y a pesar de tus defectos, te quieren.

Y ese es el verdadero amor, el que no pide nada a cambio, el incondicional, el que siempre está ahí, el que no pone condiciones, el que sabe entender y perdonar, el que sigue confiando y apostando por ti, aquel que te acepta tal como eres y ese amor no empieza por ningún otro lugar que no sea en uno mismo.

La quietud y el silencio pueden traer muchas más cosas que aquellas ganas de que ocurra algo nuevo en tu vida, algo que te haga palpitar el corazón de una manera distina, algo que de repente se lleve tu angustia, algo que, como un milagro, despeje tu agonía… todo eso son cuentos que nos explican de pequeños, nadie puede salvar a nadie y ni las ganas, ni el deseo ni el hecho de buscar algo, va a hacer que lo encuentres, porque realmente no buscas donde tienes que buscar, pues no hay que buscar fuera, sinó dentro de uno mismo… no hay que esperar nada de nadie, sinó encontrar en ti mismo aquello que esperabas hallar, en quien sabe qué o en quien sabe quien.

Y lo lees, lo escuchas, te lo dicen, te lo repiten y tu no entiendes, tu sigues buscando ahí fuera, algo o alguien que llene tus carencias afectivas, emocionales, sentimentales o lo que sea que encuentras a faltar en ti mismo, sin saber que estás siendo tu propio enemigo, sin saber que te estás perjudicando a ti mismo, sin saber que no te estás dando ese tiempo milagroso que cura todo lo que tiene que curar, que cicatriza la herida aún sangrante, aquella que quieres que se cierre mágicamente, sin ningún esfuerzo… y no puede ser de esa manera… las heridas debemos curarlas nosotros mismos, con paciencia, con amor, perdonándonos a nosotros mismos, por los errores cometidos en un pasado, que al fin y al cabo, son la experiencia para un presente y un futuro, que nos ayudarán a cambiar el rumbo, pues si en un momento de nuestra vida tomamos un camino equivocado, si nos hemos parado en ese camino, será para tomar otro distinto, para que todo dé un giro hacia otro sendero, aquel que nos pueda hacer más felices y sentirnos mejor con nosotros mismos.

Y no hay nada como no esperar nada, sinó crear nosotros mismos nuestro propio presente y nuestro posible futuro. Pues de esta manera, todo lo que nos llegue que nos llene, nos agrade y nos haga felices, es un REGALO, en nosotros mismos estará el saber valorarlo y creo que nada viene por casualidad ni por suerte, sinó por el trabajo que hacemos con nosotros mismos, sin pensar en los frutos que nos pueda traer, simplemente vivir nuestra vida con amor, pues cuando consigues amarte a ti mismo es cuando, a la vez, amas la vida, el mundo y a las demás personas que te rodean, aún con todos los defectos que les puedas ver y todo esto desprende una energía increíble, atrayendo a tu vida solo cosas buenas.

Ahora mismo quiero eso para mí, quietud, silencio, paz y no esperar nada, porque no hay nada como NO ESPERAR NADA.

Paz para tod@s, amig@s.

Gemma-Enoa.

23 comentarios:

guanil dijo...

Molt guai!!! M'agrada molt, és preciós... T'estimo i gràcies per ser com ets...

Gemma dijo...

Qué bé que t'hagi agradat! jo també t'estimo nenaaaa i gràcies també a tu, per ser única i autèntica!! muaaaks

Luz del Alma dijo...

Gracias Gemma, saber perdonar(nos), respetar nuestros propios tiempos, vivir aquí y ahora.
Poder escuchar los mensajes del cuerpo en la enfermedad, del alma en el dolor...
Amor incondicional, primero a mi mism@, luego al otro.
"Ahora mismo quiero eso para mí, quietud, silencio, paz y no esperar nada, porque no hay nada como NO ESPERAR NADA."
Un fuerte abrazo de luz amiga, Mirta

ONUBIUS dijo...

Llegara el día en que las prisas dejen paso a la quietud, al desear que esos días pasen mas despacio, quizás entonces sea el momento de oír nuestro interior demasiado ocupado hasta entonces de correr sin ton ni son, las respuestas están ahí dentro, solo hace falta saber escuchar, saber escucharnos a tiempo, sin pestañear, empapándose de cuanto esta agazapado y necesita ser descubierto para al fin empezar a conocernos, no en vano el todo empieza desde nosotros mismos...

Abrazzzusss

Gemma dijo...

Gracias a ti, Mirta, por la maestría de tus palabras, cada vez que paso por tu página aprendo mucho más y por estar siempre ahí... otro fuerte abrazo de luz para ti!

Onubius, en eso que dices estoy ahora exactamente, no se puede uno olvidar de sí mismo, por muy ocupado que se esté, siempre hay que encontrar un espacio para reencontrarse cada día... abrazuuuuus!

Susanna dijo...

Hola,per casualitat he trobat el teu blog i llegit alguns escrits,que francament m´han emocionat.Crec que les coses que arriben a tu de manera espontanea són les que realment et fan sentir.
Et seguire descobrint perque m´aporta molt en la nova faceta de la meva vida que he començat.I sense cap dubte ho compartiré.

Gràcies

Gemma dijo...

Hola Susanna, vosaltres sí que m'emocioneu quan em diueu aquestes coses... Gràcies a tu per passar-te i deixar-me les teves lletres, que m'encoratgen a continuar escribint i compartint. Una abraçada i ànims i endavant en la teva nova faceta!

L. dijo...

je,je no suelo comentar demasiado en blogs ajenos al mío... pero cuando topo con la censura siempre me llevo una sorpresa... ay... "esa moderación de comentarios..."

Gemma dijo...

Hola L. antes que nada darte las gracias por pasarte y luego también agradecerte que comentes lo de la moderación de comentarios, tiene una explicación y así aprovecho para decirlo : hay una persona desequilibrada emocional y psicológicamente que me deja comentarios bastante desagradables y también aprovecho para decirle si me lee que no le sirve de nada dejarlos, sólo que modere los comentarios :)

Alma Mateos Taborda dijo...

Hermosas y profundfas reflexiones para ejercer dignamente la vida. Bellísimo amiga. Felicitaciones y gracias! Un abrazo grande.

Lila dijo...

Yo creo que las letras en Enoa te llevan a un profundo crecimiento y te agradecemos que nos dejes ser participes de eso de alguna manera.

Más besos

Gemma dijo...

Muchísimas gracias Alma, me encanta tu paso por aquí, en cuanto puedo, estoy leyendo tu fantástica poesía, un abrazo!

Hola Lila, tienes razón, en el mundo de Enoa se plasma lo profundo, el descubrimiento de aquello en lo que estoy, escribir aquí me ayuda y si ayuda a alguien más, mejor que mejor, entonces es cuando me alegro de compartirlo, un abrazo amiga!

gaviota dijo...

no esperar nada es seguir adelante sin marcha atras con consecuencias y vivencias besitos gaviota

gaviota dijo...

que esperamos aveces nada y otras porques sin sentido ni razon sigamos caminando besitos gaviota

gaviota dijo...

esperar es sentarse a declinar las palabras en hondonadas de silencios esperadas besitos gaviota

Gemma dijo...

Me ha gustado Gaviota "sin marcha atrás...sigamos caminando2" Gracias por tus comentarios, besos

Mistral dijo...

Una entrada rebosante en sabiduría.

Un verdadero placer leerte.

Saludos

Kathy dijo...

Es importante conocer a nuestro ser interno, me ha encantado lo que has escrito. Conocernos a nosotros mismo y vivir la vida plenamente. Un abrazo y bendiciones, gracias por visitarme.

Fran Antón dijo...

Preciosa forma de describir lo que se nota que viene de la experiencia.

Enhorabuena!

Fran..

Gemma dijo...

Muchas gracias Mistral, intento plasmar lo que voy aprendiendo a ver si no se me olvida ;) saludos!

Si Kathy, a veces nos distraemos y nos olvidamos que quizás no haya una segunda oportunidad de vivir plenamente, gracias y un abrazo para ti también!

Gracias Fran, me encantó descubrir tu página, hay tanto que aprender de todos vosotros... Salut!

J. Marcos B. dijo...

No hay nada como ser nada y no esperar nada, porque todo esta en la nada... un beso zen. Namaste

Alma Mateos Taborda dijo...

Un texto lleno de valores y reflexiones maravillosas. Qué bello sentir, amiga. Es un lujo leerte. ¡Felicitaciones! Un abrazo.

Gemma dijo...

Gracias Marcos, qué frase más grande y sabia "todo está en la nada" otro beso zen para ti, amigo, Namasté.

Alma, un orgullo para mí que te guste leerme, poeta! gracias. Otro abrazo para ti, con cariño!